Judy Joo Acupuncture

Ancient Medicine Serving Modern Life

¿Qué enfermedades se pueden tratar con la medicina tradicional China?

La medicina tradicional China puede tratar una amplia gama de enfermedades y condiciones.

Entre algunas de ellas se incluyen:

Trastornos músculo-esqueléticos

Transtornos ginecológicos

Transtornos Psicológicos 

Trastornos  gastrointestinales 

Trastornos del sistema respiratorio 

Trastornos cardiovasculares

Trastornos neurológicos 

Otras condiciones

Trastornos músculo-esqueléticos

Dolor muscular, hinchazón, rigidez y debilidad, lesiones traumáticas, esguinces, distensión muscular, tendinitis, artritis, fibromialgia, lesiones laborales y deportivas, dolor lumbar, osteoartritis, "hombro congelado", epicondilitis, ciática, y otras...

Transtornos ginecológicos

PMS (oscilación de humor, acné, indigestión, insomnio, calambres de pierna) dolores menstruales, infertilidad, síndrome menopáusico, problemas menstruales, desequilibrio hormonal.

Transtornos Psicológicos

Depresión, trastorno de ansiedad, OCD, PTSD, trastorno somático, hipersomnia, insomnio, ataque de pánico, trastorno de estado de ánimo, estrés agudo, manejo del estrés, inquietud y otras...

Trastornos  gastrointestinales

SII, colitis, estreñimiento, diarrea, hinchazón, distensión abdominal, ácido estómacl, malestar esómacal, obstrución de alimentos, gastritis crónica.

Trastornos del sistema respiratorio

Sinusitis aguda, rinitis aguda, resfriado, amigdalitis aguda, bronquitis aguda, asma bronquial, alergias estacionales, tos crónica.

Trastornos cardiovasculares

Hipertensión, palpitación del corazón, problemas de circulación.

Trastornos neurológicos

Dolor de cabeza, jaqueca, neuralgia del trigémino, parálisis facial (etapa inicial, entre los primeros 3 a 6 meses), paresia a consecuencia de un infarto, neuropatías periféricas, síndrome de Meniere, enuresis nocturna, neuralgia Intercostal, problemas de disco.

Otras condiciones

Enfermedad tiroidea (Hipo/Hyper), síndrome de TMJ (articulación temporomandibular), hipersensibilidad, infecciones crónicas (infecciones ocasionadas por bacterias, hongos y protozoarios), síndrome de fatiga crónica, control de peso, dejar de fumar, los síntomas de abstinencia y muchas más...